Psoriasis en bebés : Tipos y síntomas

Psoriasis en bebés : Tipos y síntomas

La psoriasis es un trastorno autoinmune crónico que puede afecta la piel de cualquier persona, incluyendo bebés y niños pequeños, puede desarrollarla. Aunque la psoriasis se presenta en los bebés es poco común.

La enfermedad acelera el ciclo de vida de las células de la piel, haciendo que se acumulen demasiado rápido en la superficie de la misma. Las células extra de la piel resultantes pueden crear escamas y parches gruesos, plateados o blancos que son secos, rojos, con comezón y a veces dolorosos.

¿Los bebés recién nacidos pueden contraer psoriasis?

La psoriasis en placa puede aparecer en los codos, el cuero cabelludo y la parte baja de la espalda.

La psoriasis infantil se considera una afección poco frecuente. De hecho, los niños menores de 10 años no son tan propensos a desarrollar psoriasis como las personas entre 15 y 35 años.

Aunque los bebés y los niños muy pequeños pueden desarrollar psoriasis, sólo se puede diagnosticar después de una observación minuciosa.

Si un bebé tiene psoriasis, tiende a desarrollarse en el área del pañal. Esto hace que sea particularmente fácil confundirlo con erupciones más comunes y es mucho más probable que el bebé haya desarrollado una de éstas que desaparecerá con el tiempo y el tratamiento adecuado.

Tipos de psoriasis

Existen varios tipos de psoriasis que las personas pueden desarrollar, incluyendo los bebés:

Psoriasis en placas

La psoriasis en placas es la forma más común en niños, adultos y bebés. La psoriasis en placa causa áreas de manchas rojas elevadas cubiertas con una acumulación de células muertas de color blanco plateado.

Los parches se presentan principalmente en los codos, el cuero cabelludo, la parte baja de la espalda y las rodillas. Los parches que a menudo producen comezón y dolor pueden agrietarse y sangrar.

Psoriasis en gotas

La psoriasis guttata o en gotas,  aparece como pequeñas lesiones punteadas en la superficie de la piel y es el segundo tipo más común de psoriasis en bebés, niños y adultos. La psoriasis guttata a menudo comienza en niños y adultos jóvenes y puede ser desencadenada por infecciones estreptocócicas.

Psoriasis pustulosa

La psoriasis pustular aparece como piel roja que rodea a las pústulas blancas. El pus es consistente de glóbulos blancos.

Como toda psoriasis, no es una infección y no es contagiosa. La psoriasis pustular ocurre principalmente en manos y pies, pero puede ocurrir en cualquier parte del cuerpo aún en los bebés.

Psoriasis de uñas

La psoriasis de uñas afecta las uñas de las manos y de los pies, causando picaduras, crecimiento anormal de las uñas y cambios de color.

La psoriasis que afecta a las uñas puede hacer que se aflojen y se separen del lecho ungueal. Los casos graves pueden hacer que la uña se desmorone.

Psoriasis del cuero cabelludo

La psoriasis del cuero cabelludo, como su nombre lo indica, se forma en el cuero cabelludo y aparece como áreas rojas y con picor con escamas plateadas o blancas que a menudo se extienden más allá de la línea del cabello.

Una persona con psoriasis en el cuero cabelludo probablemente notará escamas de piel muerta en el cabello y en los hombros después de rascarse el cuero cabelludo.

En los bebés, debe diferenciarse con la dermatitis seborreica (costra láctea), que aparece como escamas amarillentas y grasosas o como una costra en el cuero cabelludo.

Psoriasis inversa

La psoriasis inversa puede parecer brillante y suave y a menudo aparece junto a otra forma de psoriasis.

La psoriasis inversa aparece como lesiones muy rojas alrededor de las áreas de los pliegues del cuerpo, como en la ingle, debajo de los brazos y detrás de las rodillas. A menudo su aspecto es suave y brillante.

Una persona con psoriasis inversa a menudo tiene otra forma de psoriasis que ocurre al mismo tiempo en otras partes del cuerpo.

Psoriasis eritrodérmica

La psoriasis eritrodérmica es una forma grave y potencialmente mortal de psoriasis caracterizada por un enrojecimiento generalizado y ardiente en gran parte del cuerpo. La psoriasis eritrodérmica puede causar comezón severa, dolor y hacer que la piel se desprenda en grandes secciones.

Es muy poco frecuente y se presenta con mayor frecuencia en personas que tienen psoriasis inestable en placas.

Causas

La psoriasis infantil tiene la misma causa que la psoriasis en otros grupos de más edad, pero a menudo se desencadena por una infección de las vías respiratorias superiores o faringitis estreptocócica.

Al igual que con otras enfermedades autoinmunes, los investigadores creen que ciertos grupos de genes y anormalidades en esos genes pueden causar psoriasis.

Los médicos e investigadores no tienen forma de predecir quiénes desarrollarán psoriasis. La enfermedad afecta a personas de todas las etnias. Sin embargo, un bebé tiene más probabilidades de desarrollar psoriasis si hay antecedentes familiares de ella.

Síntomas

La psoriasis en los bebés puede ser extremadamente difícil de diagnosticar debido a la similitud de los síntomas con otras afecciones de la piel infantil mucho más comunes.

El síntoma más común es un sarpullido rojo que puede parecer tener manchas blancas y escamosas. Otros síntomas pueden incluir

  • articulaciones hinchadas y rígidas
  • pequeñas manchas de escala, generalmente en racimos  qué es escala??
  • Piel seca y agrietada que puede sangrar.
  • Uñas engrosadas, picadas o estriadas.
  • Ardor, picazón o dolor

Otras afecciones de la piel que afectan a los bebés

Como ya se ha dicho, la psoriasis infantil es una enfermedad muy poco frecuente. Si un bebé tiene una erupción cutánea, es probable que sea una erupción cutánea más común, como el eccema.

Otras erupciones a las que los bebés son propensos incluyen las siguientes:

  • Granos rosados: Estos no requieren tratamiento, sólo tiempo para desaparecer.
  • Eritema tóxico: Esta es otra erupción común que se encuentra en los bebés y que aparece como manchas rojas ligeramente elevadas con bordes mal definidos. A menudo hay un pequeño punto blanco o amarillo en el centro.
  • Piel seca y descamada: Casi todos los bebés normalmente tienen ésto y la piel subyacente es suave y húmeda.
  • Pequeños bultos blancos en la nariz y la cara: Estos son el resultado de la obstrucción de las glándulas en estos lugares. Tienden a desaparecer a medida que las glándulas sebáceas del bebé se abren en unos pocos días o semanas.
  • Parches de salmón: Estos son un grupo de pequeños nidos de vasos sanguíneos. El enrojecimiento tiende a desaparecer después de unas pocas semanas o meses, aunque a veces nunca desaparecen por completo.

Cómo distinguir la psoriasis infantil de otras enfermedades

La única manera verdadera de determinar si un bebé tiene psoriasis u otra condición de la piel es a través de la observación cuidadosa. A diferencia de otros sarpullidos, la psoriasis eventualmente se escama, con parches blancos o plateados sobre el rojo.

La psoriasis en los bebés puede concentrarse en la piel alrededor de las rodillas, la cara, el cuero cabelludo, los codos y el cuello, mientras que otras erupciones pueden aparecer en cualquier parte.

El eccema afecta hasta al 20 por ciento de los niños. Afecta a la piel seca y con comezón, que a veces puede agrietarse y sangrar. Generalmente aparece antes de los 2 años de edad y a menudo desaparece en la adolescencia.

Tratamiento

La fototerapia se puede ofrecer como un tratamiento para la psoriasis infantil.

Si aparece un sarpullido en la piel de un bebé y permanece durante varios días a pesar del uso de cremas y tratamientos de venta libre, los cuidadores deben consultar a un médico para revisar el sarpullido.

Para que un médico pueda diagnosticar la psoriasis, deberá observar la erupción durante algún tiempo.

Sin embargo, una vez diagnosticada, la psoriasis tiene muchas opciones de tratamiento, que pueden incluir las siguientes:

  • Cremas y lociones aplicadas a la piel
  • Mantener las áreas limpias y secas
  • Humectantes diseñados para pieles psoriásicas
  • Terapia de luz
  • Evitar el frío y el calor
  • Medicación oral si se prescribe

Resumen

La psoriasis es una enfermedad impredecible que dura toda la vida. Con mayor frecuencia se asocia con períodos en los que los síntomas se vuelven más severos y períodos en los que mejoran. Algunas personas ven una mejoría completa mientras que otras siempre tienen algunos síntomas presentes.

Por lo general, la psoriasis se puede controlar con la atención médica adecuada.

Vídeo sobre psoriasis en bebés

Si quieres ampliar la información sobre psoriasis en bebés en los siguientes artículos puedes ampliar datos de interés:

https://www.babycenter.com/0_psoriasis-in-babies_1134884.bc

https://www.webmd.com/skin-problems-and-treatments/psoriasis/features/child-psoriasis

https://kidshealth.org/en/parents/psoriasis.html

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3132900/

https://www.nhs.uk/conditions/psoriasis/symptoms/